A partir de la Ordenanza Fiscal del año 2015 se comenzó a implementar un grupo de tasas orientadas a la reducción de la contaminación en la región geográfica del municipio de San Isidro.

Para ello comenzaron a regir las Tasas Ambientales. Estas consisten en cobrar un monto determinado a aquellos comerciantes e industriales que produzcan determinados bienes o generen un tipo de residuo que contamina fuertemente el medio ambiente al mediano y largo plazo. Las tasas más relevantes en este punto son: la Tasa por comercialización de envases no retornables y afines y la Tasa por servicios de protección ambiental.

Son objetivos de la política ambiental:

  • a) Implementar una gestión integral de los residuos para que causen el menor impacto ambiental
    posible
  • b) Minimizar la fracción de residuos que terminan en la disposición final
  • c) Aumentar la cantidad de especies arbóreas,
  • d) Incentivar la participación y concientización de la comunidad en lo que hace al cuidado del medio ambiente, a través de la realización de talleres de educación a la comunidad y difundiendo material informativo y educativo.

En los informes que siguen se verá cómo impactan las políticas orientadas al cuidado del medio ambiente en cuanto a la reducción de la producción de bienes y residuos que afectan el lugar de todos.

Informe de Impacto de Tasas Ambientales 2017

 

A lo largo del año 2017 se alcanzó una reducción del 13% en PET, del 17% en aerosoles y una reducción del 19% de multicapa en relación a lo generado en el 2016. Además, el metro cúbico de GNC expendido cayó en un 12.61%.

Informe Actual